Select Page

ARRUMBADOR

ARRUMBADOR-MANZANILLA
MAPA-BRACO-TORO

Un auténtico tesoro en formato de 50 cl 

La manzanilla es un vino único que nace y se produce exclusivamente en Sanlúcar de Barrameda. Ciudad situada en la desembocadura del río Guadalquivir. Las especiales condiciones climáticas propician lo que conocemos como “velo de flor” y que confiere a este vino sus características particulares y diferenciadoras.

  • CUERPO 60% 60%
  • TANINO 20% 20%
  • DULZOR 20% 20%
  • ACIDEZ 100% 100%

NOTA DE CATA

Vista

Intenso amarillo pajizo con tendencia a oro viejo.

Olfato

Recuerdos a fruta blanca compotada, notas de camomila y aromas de panadería. Muy salina con notas minerales.

Gusto

Suave de entrada, tiene un recorrido de ligera estructura y fina mineralidad, redonda, voluminosa en boca, salina y muy persistente. Post-gusto a fruto seco.

· FICHA TÉCNICA ·

Tipo de vino Generoso
Denominación de origen

D. O. Sanlúcar de Barrameda

Variedad 100% Palomino Fino
Elaboración & Crianza Entre 8 y 10 años de crianza en sistemas de criaderas y soleras en botas de 500 litros
Suelo Albariza (calizo)
Clima

Meridional

Temperatura de servicio 12 ºC
Graduación alcohólica 15 % vol.

· MARIDAJE ·

Verduras como alcachofas y espárragos, escabeches y conservas, mariscos, arroces, sopás frías, pescados.
TARTAR-ATUN
TARTAR-ATUN
TARTAR-ATUN

· EL VINO ·

Este vino nace como una saca seleccionada de diferentes botas de Juan Piñero. Una de las bodegas más importantes del marco de Jerez de la Frontera. Se trata de una manzanilla en rama, sacada directamente de la bota con el mínimo trato posible. Y con una edad de 8 y 10 años de crianza en sistema tradicional de criaderas y soleras. Podemos observar en ella el peso de una manzanila dura, pero preservando intacta su frescura y salinidad, reflejo del suelo de albariza del que proviene.
TARTAR-ATUN

· HISTORIA ·

En contraposición a la tradición de dar en Sanlúcar a las manzanillas nombre de mujer, Arrumbador surge como homenaje a los operarios que con tanto cariño y dedicación trabajan diariamente con las botas en las bodegas del marco de Jerez y que reciben este nombre.
 Bodegas Juan Piñero empieza su andadura comprando en el año 1.992 una bodega centenaria de Sanlúcar de Barrameda. Enclavada en el barrio bajo en una zona emblemática con una gran tradición manzanillera. De construcción típicamente sanluqueña: con patio andaluz central y cascos de gran altura, a dos aguas, suelo de albero y piedras de lastre, y enormes ventanas orientadas a Poniente y Levante. Todo ello le confiere las características perfectas para la crianza de la manzanilla.
CEPAS CON HISTORIA